CerrarUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación y opcionalmente, ofrecer publicidad. Si continúa navegando está aceptando su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la política de cookies.

El Supremo rechaza la obligación del registro de la jornada.

27/03/2017

El Pleno del Tribunal Supremo, en su sentencia del 27 de Marzo de 2017 ha resuelto que las empresas no están obligadas a la llevanza de un registro del control de horas de todos los trabajadores, solo de las horas extraordinarias, según se establece en el artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores.

El Supremo admite que “convendría una reforma legislativa que clarificara la obligación de llevar un registro horario y facilitara al trabajador la prueba de la realización de horas extraordinarias”, pero “esa obligación no existe por ahora y los Tribunales no pueden suplir al legislador imponiendo a la empresa el establecimiento de un complicado sistema de control horario, mediante una condena genérica, que obligará, necesariamente, a negociar con los sindicatos el sistema a implantar, por cuanto, no se trata, simplemente, de registrar la entrada y salida, sino el desarrollo de la jornada efectiva de trabajo con las múltiples variantes que supone la existencia de distintas jornadas, el trabajo fuera del centro de trabajo y, en su caso, la distribución irregular de la jornada a lo largo del año, cuando se pacte”.  

Dicha postura no deja indefenso al trabajador dado que la empresa le notificará al final del mes las horas extraordinarias realizadas o no, para que puedan ser reclamadas, en su caso.

No obstante lo anterior, dicha obligación de registro de jornada se mantendría para los trabajadores contratados a tiempo parcial a la que se refiere el artículo 12.4.c) del Estatuto de los Trabajadores.

Asociación Española de Auditores Socio-Laborales